Araña Violinista – peligros y verdades

Araña violinista

Acechante en cualquier esquina polvosa o debajo de algún mueble viejo y abandonado por los rincones, ahí se encuentra uno de los insectos más peligrosos que puede vivir en nuestras casas. Es la temida araña violinista, la cual posee un potente veneno necrótico, es decir que literalmente destruye y mata  la parte del cuerpo donde pica,  y de no atenderse a tiempo puede ser mortal. 

Introducción

Junto con la viuda negra son las los dos arañas más venenosas de América del Norte y por lo mismo de nuestro país y de Sonora.  No es considerada agresiva, pero sí de reacción rápida cuando es  tomada con la mano o pisada por error  por una persona descalza .

En el mundo se han detectado 140 especies de Loxosceles, que es la misma familia a la que pertenecen las arañas violinistas. De este total, hay 40 especies en México distribuidas a lo largo y ancho del país.  Su hábitat se ha ido extendiendo y ya han sido detectadas hasta en Los Angeles, California. 

Por gustar de los rincones y lugares más escondidos de las casas, pueden ser un serio peligro para niños que gustan de jugar en esos sitios.  Por ello es importante  que en la zona donde sea detectado un solo de estos insectos se revise porque siempre andan en parejas y seguramente ya se han extendido a las casas de junto. 

Importante considerar el enorme peligro que  representan, ya que junto con otras especies como el alacrán, pueden llegar a provocar la muerte. El piquete de la araña violinista, recordar, puede ocasionar  pérdida de partes del cuerpo y como hemos dicho, la muerte. 

[naaa asin=”B08QHZM2C7″]

¿Cuáles son las características de una araña violinista?

La araña violinista tiene muchos nombres: araña marrón, araña reclusa,   del rincón y parda de acuerdo al lugar donde se les ubique. Sin embargo, todas tienen las mismas características:  Primero su marca en el cefalotórax o sea la cabeza en forma de violín. El tamaño de la araña violinista es de 1.8  a 3 centímetros de largo. Tiene seis ojos, ocho patas y su color varía de café o gris.  Forma parte de la especie Loxosceles.  Una nueva especie localizada en el Valle de México llega a tener  hasta 4 centímetros de largo y pueden vivir de 2 a 5 años. 

Lo primero que se tiene que hacer para reconocer una araña de este tipo es fijarnos en su dorso, en donde se apreciará un claro dibujo de violín cuya caja  termina en su cabeza. 

Tiende a vivir en lugares con calor, por eso gustan de las casas y residencias familiares. Prefieren los sitios en donde no se han hecho cambio por mucho tiempo como los cuartos de cachivaches, cobertizos, áticos, desvanes,  bodegas, en fin que estén oscuros y polvorientos.  Al aire libre lo hacen escondidas bajo montones de leña, madera o cacharros. 

Su actividad es preferentemente nocturna y sus preferidas son las noches cálidas de verano y con luna. Es asustadiza y muy rápida. Baja su actividad den temporadas de frío. También suelen hacer sus nidos y poner sus telarañas  bajo tanques de gas que se mueven poco, detrás de cuadros, cornisas, armarios o roperos, incluyendo bibliotecas sin movimiento de libros. 

Se puede detectar su presencia porque son como las víboras, tienden a mudar de exoesqueletos y esos se encuentran a simple vista en los lugares donde vive. También se identifican por su telaraña  que tiene un diseño desordenado y colocados por lo general en esquinas como escuadra y en forma de  hamaca. Es de color blanco y algodonosa, no en forma de red como las otras. 

Piquete de la araña violinista y sus reacciones 

Piquete de la araña violinista y sus reacciones 

 Hay que advertir que la picadura de la araña violinista puede causar llegas en la piel y en casos extremos la muerte.  En forma moderada puede provocar dolor y enrojecimiento en el sitio de la picadura. Por uno o dos días se pueden presentar hinchazón como la picadura de abeja. 

Si no es atendido correctamente se presentan cuadros anafilácticos o sea reacciones alérgicas fuertes por la toxina de la picadura. Al principio se presentará una hinchazón y dolor localizado. Luego el lugar se enrojece con una mancha blanca al centro conocida como eritema y las manchas rojas se conoce como equimosis.  Posteriormente al tercer o cuarto día se presenta la necrosis, el tejido muerto en el lugar donde picó la araña.  Ahí se formará una cicatriz o escara negra que al desprenderse dejará una úlcera que tardará varios meses en cicatrizar y en ocasiones requiere de cirugía constructiva. 

También puede presentar un cuadro  grave al presentarse  hemólisis y coagulación intravascular diseminada o se un cuadro de trombosis en el cuerpo. Los síntomas en esta etapa son: fiebre, náusea, vómito, escalofrío, dolor de cabeza, orina oscura,  afectación en la sangre y en último caso una insuficiencia renal aguda.

Esto se presenta porque el veneno de la araña violinista es de acción necrótica o sea disuelve los tejidos causando muerte celular.  Por su característica puede llegar a ser 15 veces más tóxico que una cobra y provocar 10 veces más daño que una quemadura con ácido sulfúrico. 

[naaa asin=”607173911X”]

¿Qué hacer ante la picadura de la araña violinista?

Lo primero que se recomienda en caso de picadura es tratar de identificar el insecto que lo provocó. Luego se debe lavar bien la zona, aplicar hielo a la herida y acudir de inmediato a un médico para la atención más adecuada. Lo menos recomendable en estos casos es la automedicación.  Porque su veneno no es igual al del alacrán y muchos cometen el error de medicarse como si les hubiera picado alguno de ellos. 

A continuación  recomendamos atender este cuadro de primeros auxilios   y primeros tratamientos. 

Primeros auxilios

  • Aplicar hielo en bolsa sobre la mordedura para frenar la velocidad de reacción.
  • Mantener al paciente en reposo y en una posición cómoda. Evitar movimientos innecesarios.
  • Controlar su temperatura.
  • Aplicar vendaje compresivo con hielo. Soltar de cuando en cuando.
  • Ante la tumefacción o edema del miembro afectado, elevarlo.
  • Si es posible: lavar la zona con agua y jabón.
  • No utilizar desinfectantes o antisépticos que coloreen la zona, enmascarándola.
  • No se recomienda hacer un corte de la piel de la herida para extraer el veneno
  • Trasladar a un centro médico rápidamente.
  • En lo posible (es ideal y de mucha ayuda), capturar el arácnido o restos de él y llevarlos junto con el afectado para su identificación.
  • Importante: llevar al afectado a un centro médico que posea el suero anti-loxosceles antes de 4 horas de transcurrida la mordedura.

Tratamiento

  • Toda la piel que perdió la sensibilidad al dolor, está muerta o necrosada y debe ser retirada mediante cortes pequeños hasta que aparezca la carne viva, luego apretar el entorno de la herida hasta que salga algo de sangre y con ello asegurar que salió todo el veneno inoculado por la araña. De no hacerlo, el veneno seguirá propagándose y si llega a los órganos, puede causar la muerte.
  • Limpieza del área afectada.
  • Frío local, elevación y posterior inmovilización laxa de los miembros afectados.
  • Para el prurito alérgico ocupar  antihistamínicos H1; analgésicos, dapsona y colchicina  sólo en cutáneos muy graves.
  • Corticoides  (discutible), suero antiloxosceles (comúnmente llamado suero de caballo) 1-2 ampollas (esto sólo neutraliza la toxina libre en las 6 primeras horas después de la picadura.
  • Dejar que evolucione la placa, la escisión quirúrgica inmediata de la herida puede ser perjudicial; el desbridamiento y el injerto cutáneo sólo se reservan para cuando remiten los signos de inflamación aguda.
  • Dependiendo del contexto del incidente y del paciente, se debe considerar la administración de antibióticos y profilaxis antitetánica. 
  • Estar atento a signos de compromiso sistémico grave (loxoscelismo cutáneo-visceral), evaluar función renal, electrolitos plasmáticos (especialmente el K+), complicaciones cardiovasculares (EPA, arritmias), alteraciones inmunitarias y endocrinas.

[naaa asin=”B07PMXXWVY, B01576DWQU, B07ZZMQ3Z6″]

Recomendaciones para evitar que entren a la casa

La única manera de evitar que estos insectos entren a una casa es manteniendo bien fumigados todos los cuartos, principalmente en donde hay menos movimiento. Por lo general se recomiendan venenos piretroides de acción prolongada, pero el técnico puede darle mayor información al respecto. También el mantener un aseo regular en esos sitios donde suelen esconderse o vivir. 

Importante el revisar al detalle estos lugar y en caso de detectar exoesqueletos buscar en todos los rincones. Si se ve uno de estos insectos, es casi seguro que haya uno o dos más, porque siempre suelen presentar estas convivencias. 

Además de las recomendaciones antes mencionadas, es importante poner especial atención a detrás de los cuadros, esquinas superiores, elementos de pared, aquellas camas con cajonera y zócalo al suelo, esquinas de armarios y especialmente en los muebles de cocina en el entre zócalo o en la parte superior fuera de la vista. Si su vivienda además cuenta con enredaderas al muro, bambúes, cúmulos de objetos o leña acumulada al suelo desde tiempo es altamente probable la existencia de individuos.

Lugares comunes en donde viven las arañas violinistas

No hay una zona geográfica donde no se encuentren este tipo de insectos. Recordar que en el mundo hay 140 especies de arañas violinistas y por lo general las encontramos en todo América del Sur. En México se encuentran en la capital, en las zonas urbanas del Bajío, Chihuahua y desde luego Sonora.  Desde hace tiempo tiene presencia en Hermosillo y  ya se han reportado muchas picaduras de este insecto. 

La araña violinistas no suele establecerse en zonas rurales, montes o selvas, y prefiere las zonas urbanas y lugares ocupadas por seres humanos, que son los que le generan las condiciones óptimas de vida, por la basura que generan, residuos, cajas, amontonamiento de objetos. Además recordar que se desenvuelven mejor en espacios cálidos. A su vez, cumplen con una misión ecológica que es alimentarse de insectos más pequeños.

[naaa asin=”B092494W58, B07ZH4LZYF”]

¿Cómo se comportan estas arañas?

La araña violinista es principalmente nocturna. Su temporada favorita es la veraniega y las noches con luna llena.  Es muy rápida, pero no agresiva, sino asustadiza.  El frío hace que su actividad de caza disminuya considerablemente. 

Durante el día permanece en lugares oscuros y cálidos.

El mayor riesgo es durante el día, cuando permanecen escondidas y es cuando por error alguien las toca con la mano y entonces sucede la picadura. También pueden picar en cualquier parte del cuerpo expuesto. 

 En las noches, buscando lugares cálidos, pueden meterse en zapatos o botas, y picar cuando la persona se los pone sin haberlos revisado previamente. 

Por estos hábitos, es importante que en lugares donde se duerme en el suelo, se procure limpiar bien, sacudir mantas y colchas, porque ahí se pueden haber escondido y picar al menor descuido. 

Especies de arañas que se confunden

La mayoría de las personas no son especialistas en insectos, menos en arácnidos. Por eso es difícil que podamos diferenciar de una araña inofensiva de una venenosa, aunque sus características sean muy fáciles de identificar como el caso de la Viuda Negra.  La cual es muy venenosa y se reconoce por su color negro brillante y una mancha en forma de reloj de arena color rojo o naranja. Su veneno es neurotóxico y a la media hora de su picadura o mordedura, se siente un dolor intenso en omóplatos, pelvis y pecho que se puede confundir con un infarto. Cabe advertir que la cantidad de veneno es pequeña, porque si fuera mayor sería muy peligroso ya que es 15 veces más potente que la cascabel.  Su color la hace diferenciar fácil de una araña violinista. 

Luego tenemos las tarántulas, que por su aspecto nos resultan terribles a simple vista, pero no son tan agresivas ni tan venenosas como las otras dos especies.  Su mordedura no es mortal, pero si pueden presentar reacciones alérgicas.  No ataca salvo que sea molestada en exceso. 

En otro cuadro están las inofensivas arañas saltarinas que tienen la facultad de brincar.  Su mordedura solo causa ronchas y molestia en el lugar de la picadura. Otra araña inofensiva es la que se conoce como “ubari” en nuestro estado.  Una araña que goza de mala fama, pero no es venenoso es el llamado “matavenados” y se cree que puede llegar a eso, a matar incluso animales más grandes, cosa que es totalmente falso. 

Finalmente están las conocidas arañas patonas, que se diferencian de otras similares, porque las arañas tienen ocho pares de patas, de seis a ocho ojos, y tienen el cuerpo dividido en la parte de la cabeza y el abdomen. 

Ciclo de vida

La araña violinista ya en su madurez  tiene un ciclo de vida de uno a dos años. Durante este ciclo las hembras pueden producir varios sacos de huevos en un período de dos a tres meses. Dado que les gustan los ambiente cálidos, su época de reproducción es de mayo a julio y llega a poner hasta 50 huevos en cada saco, los cuales tardan un mes para eclosionar. Luego, tienen un año para llegar a la edad adulta y llegar a su máximo crecimiento. 

Es una de las arañas más resistentes, porque puede aguantar hasta seis meses de sequía extrema y falta de alimentos. Eso hace que puedan permanecer mucho tiempo en los rincones de las casas sin tener que verse obligados a mostrarse por salir a cazar. 

[naaa asin=”B07XF7F8F2, B097PT3KH9″]

¿Cómo eliminar una araña si está en mi casa?

 Dadas sus costumbres,  lo primero para eliminar a este tipo de arácnidos es mantener una limpieza de las casas. Si no hay polvo es casi seguro que en ese lugar no instalarán sus telarañas. 

Otro consejo que dan los especialistas, es  que si no se limpian los rincones y hay cuartos de “trebejos”, se revise constantemente la ropa que cae en el suelo y los zapatos, sobre todo los que menos se usan. 

Por lo mismo, es aconsejable que donde se sospeche que hay arañas violinistas, si no se procede a una fumigación a fondo, si deben cuidarse porque pueden pisar alguna de estos insectos, sobre todo los machos que por la noche vagan buscando a las hembras.  No se debe pisar a estas arañas descalzo, porque su veneno de alta toxicidad es capaz de dejar residuos que puede filtrase por la piel aunque no se haya picado.

En caso de que se descubra una de estas arañas, lo mejor es tratar de eliminarla, pero si se planea atraparla con vida, debe ser con cuidado y usando frascos con que atraparla. 

Algunas imágenes de la araña violinista

Conclusiones

 En conclusión  debemos tener cuidado, sobre todo si vivimos en el mismo territorio de una araña violinista, porque está en la lista de las diez arañas más venenosas del mundo, sobre todo por los efectos necróticos de su veneno, que provocan una especie de gangrena en el área picada. 

Otro consejo práctico, es importante enseñar a los niños a diferenciar las distintas especies de arañas, para que sepan cuales son realmente peligrosas y cuales son hasta cierto punto inofensivas. 

Y por último, no dejar que se acumule polvo en los rincones de las casas. Ni dejar  lugares sin movimiento por mucho tiempo, porque la presencia de los humanos hacen que se retiren a otros sitios. 

[naaa asin=”B08J7YW98G, B01IA96VGY”]