Aumentando Despacito

COMO ANTES, DE A POQUITO…Felipe Calderón, y hay que reconocerlo, aumentó mucho más el precio de la gasolina. Pero lo hizo despacito para que no doliera tanto la metida de la medida. Tan fue así que el gasolinazo no fue tema en su sexenio, sino la lucha contra el narco. Ah, pero llegan ahora los tecnócratas peñistas y al grito de ¡ si se puede!, nos la dejan ir con un aumento a lo bárbaro.  ¿Resultado? Ya lo están viendo, irritación, protestas, mal humor, marchas y hasta actos de vandalismo orquestados por los grupos radicales.  Ahora, en pleno momento de indignación nos bajan dos centavos a la gasolina y esto suena más a mentada de madre que a un verdadero paliativo.  Bueno, pues Peña Nieto les dice a los periodistas que no habrá más aumentos abruptos en el precio de las gasolinas. Y obvio, seguramente está esperando que la gente brinque de júbilo y contento. Claro, si es que cree en estas promesas. Lo único bueno fue que prometió que las alzas o bajas serán de uno a tres centavos diarios.

Ver columna completa…

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *