El presente ya no es pasado

       

 

 

 

 27 /mayo/ 2019

El Serrucho

Por Víctor Mendoza Lambert

Seis meses de gobierno y comienzan a mostrar muchas debilidades, una administración que solo se basa en ocurrencias poco efectivas, la obsesión de guardar dinero para los programas sociales ofrecidos en campaña hace que se descuiden otros programas más elementales como la vida misma.

Una renuncia fue suficiente para poner en jaque al gobierno de López Obrador, le marcaron agenda durante toda la semana e hizo que se retractara de algunas decisiones, al menos así parece.

Comienzan a regresar recursos a hospitales que se han visto afectados en lo que va del año, recursos tan significativos que representan tratamientos para pacientes de cáncer, dinero que se requiere para enfermos de sida y la lista es larga.

Esperemos que se pongan al corriente algún día, pues ese tema representan vidas día a día.

Lo que no será posible regresar es la mano de obra especializada que han despedido para lograr sus objetivos de ahorro.

Especialistas en diferentes áreas de la medicina que se encontraban en los hospitales del país y que hoy ya no

están. Los echaron a la calle porque se tienen metas de ahorros, ahorro que se destinará a regalar a “ninis” y jóvenes estudiantes que están por cumplir los 18 años.

Dicen que no debemos pensar mal, pero todo apunta a una estrategia muy cantada, se trata de conservar el poder por muchos años.

Lo extraordinario que los afectados, muchos de ellos hombres y mujeres que pensaban que las cosas iban a mejorar hoy están desempleados, sin un ingreso y muy decepcionados de la política económica y laboral que está llevando a cabo el Presidente López Obrador.

La lista de recortes y “ajustes” es larga, desde las instancias infantiles que de golpe y porrazo desaparecieron hasta la cancelación del “Seguro Popular” un programa de ayuda social en el terreno de la salud que también lo eliminan, y todo porque huele a otro partido y no es algo del momento.

Esto nos lleva a entender que hoy día se busca hacer un nuevo país, no precisamente mejor, simplemente diferente. Solo se están cambiando los nombres como si eso fuera suficiente para cambiar las cosas.

Lo vemos con una Guardia Nacional, conformada por ex policías, por ex militares, por ex marinos y nos la venden como un nuevo “ejército” que será diferente y que acabará con ese mal incontrolable y creciente que se llama violencia.

La verdad, la meritita verdad que todo es igual, solo que con mayor poder político para tomar las decisiones, no

existen contrapesos y ello nos está llevando a un autoritarismo que ya conocemos y que lo vivimos con el PRI.

Existe un solo equilibrio que lo estamos viendo dentro del mismo gobierno y dentro del mismo partido en el poder, se llama división de grupos, comienzan a aparecer las famosas tribus que están logrando detener un poco, sí un poco tantas ocurrencias que la verdad están llevando a México a un precipicio muy profundo.

Si López Obrador sigue sin escuchar, sin razonar, sin cambiar, seguramente que deberán tener muchas más cortinas de humo como la de periodistas que recibieron dinero el sexenio pasado. Todo ello para poder controlar los errores del presente que los quieren achacar al pasado, es un hecho “el presente ya no es pasado” las decisiones y la responsabilidad es de los que están, los que se fueron son solo historia.

De ida

Apareció una larga lista de periodistas y de medios de comunicación que recibieron pagos en el sexenio de Peña Nieto. Y curiosamente apareció cuando el tema del problema de salud en el país estaba candente, cuando se supo que recortaban miles de millones de pesos a un sector sumamente importante.

Aquí cabe decir que el hecho de que exhiban a comunicadores no significa que la información, las

denuncias y las críticas contra el actual gobierno no existan.

Es una autentica cortina de humo que se supone cambia el tema del día, lo relevante es que ni esa larga lista fue posible superar todas las deficiencias que hoy día tiene el sector salud.

Los señalamientos siguen su marcha por una sencilla razón, existen y están afectando a México, las nuevas decisiones están matando a muchos mexicanos.

De vuelta

¡Que caray!… todo indica que este gobierno será de escándalos y muy ruidoso. La renuncia de Josefa González Blanco a la Secretaria del Medio Ambiente dejó un aroma muy desagradable.

Al menos aceptó que se equivocó, pues se le hizo fácil detener un avión y hacer que todo el pasaje la esperara 38 minutos, algo que no recuerdo haber visto ni con panistas ni priistas, no al menos en los últimos años.

Lo que me llama la atención es que una aerolínea comercial como lo es AEROMÉXICO que se debe a los pasajeros se haya prestado a ello, y un funcionario aceptar la espera. Creo que ese funcionario debe de ser el primero en renunciar.

Por lo pronto se da la segunda baja de primer nivel en una solo semana en la cuarta transformación… la

pregunta es ¿quien sigue?

Aserrín

Ayer leía un tuit que textualmente decía… Sí retrasar un vuelo 38 minutos es motivo de renuncia, ¿que aplica cuando se retrasa medio siglo a un país?

Ahí se las dejo de tarea.

Víctor Mendoza Lambert director de Grupo Entre Todos. Correo: vmendoza1@hotmail.com

Twitter: @VIctorMendozaL

Facebook: Víctor Mendoza Lambert

WhatsApp: 6621768878

Comments

comments

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Contraseña perdida